Distorsión del lenguaje

Matteo Re

Doctor en Historia Contemporánea y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos

 

Distorsión del lenguaje

El terrorismo basa su sistema comunicativo y su narrativa en la justificación moral de sus acciones. Los terroristas pretenden construir su propio relato a través de la distorsión del lenguaje, de la manipulación y de la tergiversación de la realidad. Vamos a poner un ejemplo, el 16 de marzo del1978, las Brigadas Rojas italianas secuestraron al presidente de la democracia cristiana Aldo Moro y después de 55 días lo mataron. A lo largo de esos casi dos meses, los brigadistas difundieron hasta nueve comunicados en los cuales decían que Aldo Moro había sido capturado, había sido juzgado por un tribunal popular que le había condenado y que había sido ejecutado. Pues bien, Aldo Moro no fue capturado, sino que fue secuestrado, no le juzgó ningún tribunal la legal y, sobre todo, Aldo Moro no fue ejecutado, sino que fue asesinado. Abunda en los comunicados de las organizaciones terroristas un léxico exculpatorio, repleto de eufemismos y podemos también poner aquí algunos ejemplos. El impuesto revolucionario que no es más que una extorsión al puro estilo mafioso. Los prisioneros políticos que son criminales detenidos. El conflicto vasco donde había un bando que mataba y el otro que sufría. La represión cuando habría que hablar de justicia o la famosa guerra inventada o guerra de fantasía que citaba hace unos años Ferracutti que era un sistema de paz al que se enfrentaban los terroristas. También el término terrorismo o terrorista ha sufrido una cierta manipulación, y ese término viene sustituido, sobre todo, la palabra terrorista, con otros términos como gudari como muyahidín, como guerrillero, como luchador para libertad o como mártir.

© Copyright - Glosario Audiovisual de las Víctimas del Terrorismo